Categories
sitios-de-citas-verdes web

El apego resulta una fГЎrmaco dura, lo efГ­mero del placer

El apego resulta una fГЎrmaco dura, lo efГ­mero del placer

Por Manuel Allasino para La tinte

El amor resulta una medicina dura resulta una novela de la escritora Cristina Peri Rossi, publicada en el aГ±o 1999. Nora desplazГЎndolo hacia el pelo Javier, protagonistas sobre esta biografГ­a, transitan incГіmodos sus dГ­as por las concepciones arraigadas en la civilizaciГіn que se les atribuyen tanto a las chicas como a los miembros masculinos. A Javier, el anhelo lo lleva a rozar los lГ­mites sobre su disposiciГіn como ligado. En marchas, Nora, objeto sobre anhelo de Javier, se mueve como pez en el agua guiada por sus desordenadas pasiones. La trato entre ambos provoca fisuras que van desdibujando los lГ­mites de sus identidades.

Cristina Peri Rossi, por medio de la fluidez desplazГЎndolo hacia el pelo una extraordinaria soltura, nos invita a www.datingmentor.org/es/sitios-de-citas-verdes vivir, Incluso las Гєltimas consecuencias, la fugacidad de el placer y la obsesiva peripecia de la entusiasmo.

“Ahora cuando experimentaba un agudo síndrome de abstinencia, nunca sabía bien qué necesitaba no sabía si su sangre, sus vísceras, su cabeza, las pulmones, su hígado, su corazón, necesitaban una raya sobre cocaína, un gran vaso sobre ron o una gran dosis sobre Nora. Entonces, fumaba con demasiada ansiedad. No sabía qué dolía más la soledad de el anochecer en el hotel, la soledad de su habitación, la falta sobre alcohol, de cocaína o de Nora. No obstante le parecía bastante superior echar sobre menos cualquier contiguo que soportar por la sola cosa. , pensó. sintió que estaba con las dependencias sueltas. Desplazándolo hacia el pelo quería fijarlas. A esa imprecisa hora en que el atardecer se convierte en noche así­ como las sombras ganan el interior de las casas y no ha transpirado de las muebles (la hora que había tintado Magritte en uno de sus cuadros), él quería precisar sobre alguna cosa o sobre alguien de un vaso de alcohol, de un cigarrillo, sobre la fémina, sobre la raya de cocaína. Podía beber, podía fumar, podía esnifar, inclusive podía Adquirir alguna chica, invariablemente y cuando el evento de fumar, de esnifar, sobre beber o sobre follar tuviera esa intensidad necesario Con El Fin De sentirse vivo. Una magnitud que posiblemente iba a asustar a Nora. Esa potencia en la que vivir se confunde con expirar, esa fuerza en la cual morir parece el evento más vivo sobre todo el mundo. Continuamente había sido mismamente, sólo que su profesión le había cubo un buen pretexto para vivir al margen, carente que pareciera una alternativa personal. No quería que ninguna persona volviera a salvarlo de sí igual. Era un adulto con suerte. En Afganistán, una bala mató a Dante, el fotógrafo que trabajaba a su bando. Las últimas palabras sobre Dante primero sobre fallecer, han sido . Así­ como en Nicaragua, una mina estalló a pocos metros sin embargo no lo alcanzó. Ni siquiera tuvo tiempo de advertir el peligro que había corrido. La mina estalló, simplemente, desplazándolo hacia el pelo el novio se salvó. Solía afirmar que había hecho la misma selección que Aquiles una vida corto No obstante intensa (no se atrevía an aseverar , igual que el ví¡stago sobre Tetis). No obstante ya no tenía permanencia para confirmar que había escogido una vida breve”.